Para ubicarnos mejor

¡Bienvenidos! Este es un espacio dedicado a la comunidad Hare Krishna. En este blog explicaremos datos esenciales acerca esta comunidad y lo que la distingue. Para ello, primero debemos ubicar la zona donde se encuentra este curioso lugar. La finca donde se encuentra el Eco Truly Park; vivienda comunal ubicada en el distrito de Aucallama en la provincia de Huaral, forma parte de la comunidad Hare Krishna en el Perú, cuenta con diversos servicios como la zona de hospedaje y el restaurante. La zona del hospedaje está construida en barro y una parte está construida de manera occidental con habitaciones cuadradas; mientras que existe otra zona con habitaciones construidas al estilo de las chullpas, circulares y con cúpula.

Además poseen una Escuela de Arte, donde además de realizar trabajos en madera, arcilla, y desarrollar habilidades musicales, se puede realizar clases de yoga, lecturas del Bhagavad Gita, entre otros.

Las zonas más visitadas por los turistas son el Planetario Védico, una serie de chullpas dedicadas a la historia y adoración de sus dioses. Al mismo tiempo, ellas circundan el Templo del Sol, donde se encuentra el altar de Krishna y el parque solar, un área dedicada a la difusión de la energía solar.

Cabe resaltar que toda la finca se encuentra dominada por la presencia del campo, de las cosechas y de las zonas libres para los paseos.

Un día con los Hare Krishna

La primera vez que uno llega a Eco Truly Park podría quedar un poco consternado por la bienvenida, ya que esta es un poco distante. Actualmente, la comunidad está formada por menos de 20 personas, 5 de las cuales son miembros oficiales, es decir, ya iniciados en la religión, 2 personas en proceso de purificación para una futura iniciación, 6 ayudantes y 6 voluntarios extranjeros. Todos ellos conviviendo en un terreno de más de 3 hectáreas.

El primero en recibirnos fue Víctor, un joven mexicano recién iniciado hace poco menos de un año. El trato que recibimos de su parte fue quizás uno de los más amigables y cordiales que obtuvimos, pues este se ocupo de cualquier inquietud nuestra. Fue él quien nos brindo una pequeña visita alrededor de la zona de hospedaje. Aquí pudimos apreciar que tanto los miembros del  Hare Krishna como los huéspedes tienen habitaciones en forma circular llamadas Chullpas. Estas son hechas de barro. La razón de estas construcciones es la búsqueda de un mejor espacio para la meditación, puesto que  según los Hare Krishna, al tratarse de espacios circulares se permite una mejor circulación de la energía.

La hora del almuerzo fue anunciada con el sonar de una campana. Seguida de esta, todos comenzaron a acudir al comedor, el cual se encontraba al aire libre, frente a la puerta de entrada  con mesas y asientos de madera. Ya que los miembros de esta comunidad son vegetarianos, el almuerzo consistió de una ensalada de lechuga y pepino, acompañada con un plato de fondo consistente en un guiso de garbanzos, arroz integral y brócoli. Durante la comida, nuestro grupo se ubicó en una mesa un poco alejada para poder apreciar las relaciones entre los devotos, sin necesidad de interferir entre ellas. Fue en donde pudimos apreciar una gran cercanía que hay entre todos ellos al encontrarnos con relatos de sucesos ocurridos durante el día  (especialmente sobre las labores que cada uno debía cumplir), Además notamos el gran cariño que comparten con sus mascotas, quienes son, también  vegetarianas. Cada vez que un perro se acercaba a pedirles comida ellos los recibían con caricias o abrazos y les brindaban algo de comida. También, rondaban por el comedor pequeñas aves, en busca de restos, todas ellas poco intimidadas por la presencia de las personas.

Luego de este episodio, nos dividimos en dos grupos. Uno realizaría el tour con Jorge, un devoto de Krishna, y el otro grupo estaría junto al Ing. Julio Meneses, quien se encargaría del papel de guía por el bio-huerto.

Jorge, encargado de guiarnos alrededor del resto de la finca, es un hombre completamente leal  y convencido  de su religión. Además, es uno de los más conocedores de la historia de Krisha y de los demás dioses. Él carga siempre consigo un pequeño libro donde lleva apuntada las principales citas del Bhagavad Gita, el libro sagrado de la religión. Jorge nos condujo hacia el Planetario Védico, la zona con la mayor cantidad de chullpas dedicadas a la historia de sus dioses. Estas eran diferentes de aquellas visitadas en la zona de hospedaje, ya que poseían una serie de exquisitas decoraciones con vitrales y pinturas en los muros. Durante el recorrido, Jorge no desaprovechó la oportunidad de aclararnos nuestra errada percepción de la vida, tratándonos de persuadir ante la religión. Para finalizar el tour guiado, llegamos al Templo del Silencio. Antes de ingresar a este recinto debimos despojarnos de  nuestros zapatos. Dentro del templo se encontraban aún decorando el altar para la adoración de la tarde. Jorge aprovechó para realizar una serie de oraciones Krishna. Se arrodilló frente al altar colocándose sobre un pequeño cojín y  de un rincón donde había una serie de instrumentos musicales tomó una maraca, y al ritmo del sonar comenzó a pronunciar un rezo en un idioma incomprensible para nosotros.

El Ing. Julio Meneses no es un devoto de Krishna, no pertenece a la religión, pero a pesar de ello, luego de tantos años de trabajar en el Eco Truly Park, ha adquirido muchas de las características clásicas de los Hare Krishna: mantiene una vida humilde, avocado sobre todo al trabajo que para él es casi su propia religión. Si bien el ingeniero no vive a tiempo completo en la finca, pasa gran parte de su tiempo ahí  y ciertos días a la semana se queda a dormir en el lugar. Durante esos días, desde que amanece se dedica a trabajar el bio-huerto, trabajo en el que está ya desde hace aproximadamente 15 años. Su emoción al ver nuestro interés fue rápidamente visible, puesto que, según julio, los visitantes suelen interesarse mayormente las construcciones y no se presta mucha atención en sus labores del bio-huerto. Además de llevarnos a conocer todas las cosechas del bio-huerto (dentro de las cuales podemos contar fresas, rábanos, lechugas, papas, coles, etc) fue él quien nos explicó el tema de los “baños secos”. Los Hare Krishna tienen un gran interés en la preservación del medio ambiente y reducen al máximo su coeficiente de contaminación. Una de las maneras de hacerlo es por medio de los baños secos, retretes sin tanque de agua y acompañados por un contenedor lleno de aserrín  el cual deberá ser vertido sobre las excreciones. Tantos lo residentes como los voluntarios y por supuesto, los turistas deben hacer uso de estos baños.

Tanto Víctor, Jorge y el Ing. Meneses vestían aún a la usanza occidental. Sin embargo, pudimos observar que el maestro espiritual junto a dos personas más usaban un tipo especial de pantalones: los dhotis, lo cuales se caracterizan por estar envueltos en una tela muy delgada. Además, estos se acompañan con unas camisas blancas muy livianas. Todos los devotos de Krishna usaban sandalias, aún en invierno, época en la cual sólo suelen abrigarse bien los pies, pero persistiendo en el uso de sandalias. Así mismo, todos los hombres llevan el cabello muy corto, dejándose sólo un pequeño mechón en la parte posterior de la cabeza, encima de la nuca. Además, todos ellos lucen una pequeña línea de color amarillento en medio de la frente, un símbolo colocado todas las mañanas.

Aproximadamente unas dos horas después del almuerzo, sonó la campana anunciando que el Templo del Silencio estaba listo para la adoración. Para esta actividad, los devotos, luego de quedar descalzos, se acercan al altar principal, donde se encuentra la estatua de Krishna, acompañada por la de otros dioses  además de una pequeña estatua representando al fundador de la religión. Se trata de un altar cuidadosamente decorado con fotos de maestros, telas  y collares coloridos en las estatuas. Todos los participantes se colocan de rodillas sobre unas esterillas o cojines, luego toman algún instrumento musical y acompañan la música con el cántico del conocido Maha Mantra dedicado a Hare Krishna. Durante aproximadamente quince minutos los devotos permanecen en este lugar adorando al dios, para luego cerrar el Templo del Silencio hasta las 5am, momento del siguiente ritual de adoración.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para realizar nuestro trabajo…

Antes de llegar al Eco Truly Park, llamamos a sus oficinas para avisar de nuestra visita y pedir mayor información de lo que podríamos hacer una vez que estuviésemos ahí. Fue mediante esta llamada que nos informaron que por tratarse de una investigación nosotros recibiríamos un tour diferente.

Durante nuestra estadía en el Eco Truly Park, primero emplearemos la técnica de observación participante, puesto que participaremos con los guías de un tour guiado. El cual no sólo se basa en la infraestructura, sino también en un mayor conocimiento de su religión y sus costumbres. Además, recibiremos otro tour guiado, éste brindado por el ingeniero encargado del bio-huerto, quien nos hablará sobre los trabajos que se han realizado para conseguir fertilidad en una tierra tan árida. Asimismo, nos ayudará a entender la relación de los Hare Krishna con la naturaleza.

También, la observación clásica será aplicada durante dos momentos: el almuerzo y la hora de los rezos. Durante el almuerzo mantendremos distancia con los Hare Krishna para poder apreciar mejor su comportamiento, de manera que se puedan desenvolver ventre ellos mismos, los tipos de relaciones que surgen, etc. Por otro lado, durante los momentos de adoración tampoco interrumpiremos sus rezos ni participaremos de ellos, sólo seremos observadores distantes.

El trabajo estará dividido de la siguiente manera:

Claudia Camacho, Yuliana Zapata y Maria Isabel Vergara se encargarán de la visita en las instalaciones y ellas estarán acompañadas por un devoto de Krishna, quien las instruirá en la religión. Para esta observación Claudia Camacho y Maria Isabel Vergara se encargarán de fotografiar los ambientes, las interacciones entre ellos, etc. Mientras que Yuliana Zapata estará encargada de realizar los apuntes.

Manuel Mendoza y Matías Ballesteros estarán junto al ingeniero encargado del bio-huerto realizando las respectivas observaciones sobre la relación con la naturaleza. En esta observación, Manuel Mendoza estará encargado de la fotografía, mientras que Matías Ballesteros será el encargado de realizar las respectivas anotaciones.

Para el momento del almuerzo y la adoración trabajaremos todos juntos, ya que se realizan en momentos diferentes  es posible que todos participemos.

Un poco más sobre los Hare Krishna

Srīla Prabhupāda fundó en 1966, en la ciudad de Nueva York, la Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna. La cual es más conocida como los Hare Krishna. Se trata de una religión hinduista cuya deidad principal es Krishna, el octavo avatar del dios Vishnu. Su religión está enfocada en el crecimiento espiritual, puesto que creen en el Karma y en la reencarnación, siendo posible para ellos pagar en una nueva vida los excesos cometidos en esta.

Los Hare Krishna son una sociedad vegetariana, además de ello, no consumen cebolla, ajos, ni hongos y consagran todas sus comidas a Krishna antes de consumirla. No beben alcohol, té, ni café. Sin embargo, apoyan el consumo de azúcares.

Pasan gran parte de su día recitando sus mantras dedicados a Krishna. Incluso se dedican a la venta de los libros de Srīla Prabhupāda como una manera de difundir su religión.

Definitivamente, algo que suele llamar la atención al encontrarse con ellos es su vestimenta, la cual consiste en dhotis para los hombres, es decir, unos pantalones o túnicas con los cuales es posible identificar su estado civil. En el caso de las mujeres, a ellas les corresponde unas túnicas muy coloridas.

En esta oportunidad, nosotros visitaremos la comunidad Hare Krishna. Esta comunidad vive en el Eco Truly Park, en Aucallama, ubicada en la ciudad de Huaral, la cual alberga una finca fundada hace poco más de 20 años atrás. Aquí, los seguidores de Krishna viven de manera auto-sostenible, por ejemplo, cosechan de manera orgánica para su consumo y para la venta. Asimismo, reciben visitantes de manera constante, sobretodo aquellas personas que buscan tranquilidad espiritual, debido a que los Hare Krishna se caracterizan por ofrecer diversos cursos de yoga, bio danza, ceremonias de purificación, entre otras actividades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre el Eco Truly Park

Cada vez que uno sale de viaje al norte del país y pasa por el Serpentín de Pasamayo, se puede observar que muy cerca de la playa hay algunas construcciones muy diferentes a las que usualmente encontramos. Estas construcciones son edificios circulares construidos aparentemente de barro y se encuentran rodeados de amplios campos. Se trata del Eco Truly Park, el recinto ecológico donde viven los Hare Krishna, un grupo religioso hinduista que tiene como principales características el vegetarianismo, la prédica de su religión y su notable relación con el medio ambiente. Ellos procuran ser lo más ecológicos posibles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.